Amistades y Vejeces

Amistades y Vejeces

Compartí esta publicación en tus redes sociales

El 20 de julio es una de las fechas que más me gusta celebrar. Sirve de excusa para llamar, visitar o enviar un mensaje a ese amigo o amiga que lejos o cerca ocupa un lugar preciado en nuestro corazón. Hoy, dedicamos el espacio de El Club de la Porota para celebrar a las amistades de la vida, a aquellas personas que nos han visto peinar canas y a las que ya nos conocieron plateadas. En los últimos días les propusimos compartir una foto con sus amigos y amigas de la vejez. Contar una breve historia que los identifique. Y así fue como llegaron éstas. A disfrutar de amistades sencillas, cotidianas que nos inviten a conectar con la propia. ¡Feliz día mis queridos envejecientes!

Porota

Carmen Peme

Carmen (81), Nora (71)y Marta (81)

“Nos conocimos en un momento difícil. Había fallecido el hijo de una amiga muy querida. Uno de los días que la fui a ver estaban ellas (del grupo Renacer, padres y madres que han perdido hijos).

Mi amiga (que ya falleció) había empezado a ir a ese grupo. Todo esto fue hace muchos años, pero esta foto es del domingo pasado en casa. Aprendí mucho de ellas. Gracias a su amistad pude transitar acompañada la posterior pérdida de uno de mis hijos. ¡Las quiero mucho!”

Alicia Mocci

Laura (63) “es mi amiga de fierro”.
Diana y Liliana. ”Nos volvimos a encontrar después de 20 años. Cambió el cuerpo, sin embargo nuestra relación está como la dejamos. Todas tenemos 64 años”.
Silvana (66) “ella es una amiga de siempre. Compartimos nuestra infancia, luego ella se fue junto a su familia a vivir a Buenos Aires. Nos reencontramos con nuestros hijos adolescentes”.

Susy Carranza

“Amigas tamboreras. Con algunas nos conocemos desde el primer día que me acerqué a la agrupación de percusionistas mayores Fuerza Mayor, hace cinco años. Otras se incorporaron a lo largo de este tiempo. Van llegando. Y el reencuentro es muy amoroso.

Tras los ensayos siempre hay un lugar acogedor que nos recibe. En cinco minutos llenamos el lugar de risas entre anécdotas y abrazos. Charlamos a grito pelado sobre distintos temas. Somos viejas de 60 a 89. Estamos aprendiendo a vivir la vejez que vino para quedarse. Tratamos de contenernos entre todas. Nos contamos esas cosas que no podemos hablar con la familia. “Mi nieta o hijo se preocupan”, escucho decir seguido. Urdimos y tramamos nuestras vejeces. Mis amigas de la vejez son lo más. ¡Las quiero tanto!”

Estela Irusta

“He compartido hermosos momentos con personas con las que he ido envejeciendo a lo largo de la vida y con nuevas amigas propias de esta etapa. Todas tenemos edades diferentes: 60,70, 80 y 90. Nos reímos mucho y nos acompañamos. ¡Feliz día!”

Eglay Mirna

“Con estos amigos, Ana y Francisco, nos conocemos desde la época de la facultad. Hemos compartido todo, lo bueno, lo triste. La época de la dictadura, veraneos, paseos, hijes , nietes, la muerte de nuestros padres. Sentimos que tenemos una relación como de hermanos. Ellos son pareja. Yo estoy separada hace muchos años”.

Clara Rodríguez

“¡La amistad no tiene edad! Somos amigos de 15 años, nos conocimos en un viaje a Camboriú, Brasil, y nuestra amistad aún continúa. De este grupo nos han dejado dos personas que están en el cielo. Esta foto la sacamos en abril de este año, viajando a Salta”.

“Mi grupo de una colonia de verano del PAMI”.

Graciela Baygorria

“Nos encontramos en un vestuario de clases de yoga, allá por 1992. Nos convertimos en amigas de esas que se acompañan, sostienen y comparten conocimientos, vivencias y experiencias ¡que no podemos compartir con nadie más! Lo que más valoro de nuestra amistad es el aprendizaje, aprendí tanto desde que nos encontramos que ampliamos el alma. Y poder hablar entre nosotras de cosas que no podíamos hablar con nadie, el yoga y las enseñanzas de esa filosofía. Tenemos diferentes edades, entre 77 y 55 años”.

Mirian Fabrega

“En esta foto estamos disfrutando tras rendir la última materia que nos deja a un paso de cumplir nuestro sueño: ser licenciadas en Trabajo Social.

Nos conocimos en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba y compartimos nuestra trayectoria eligiéndonos para realizar nuestra tesis sobre personas mayores. Experiencia hermosa. Vivo en la ciudad de Córdoba, tengo 73 años. Mi amiga se llama Neimi Cobresle y tiene 25 años”.

Oscar Damoli

Gustavo Bessone (70)y Oscar Damoli (64) son amigos desde siempre: “Bailamos en el Mundial 78´ en el Estadio Córdoba”. La foto es del 2 de noviembre del 2019 en el Festival de Cosquín.

María Cristina Salas

“Tengo 83 años cumplidos el mes pasado, y me encanta leer vuestras historias. Al leer ayer el artículo ” Amistad y vejeces” es lo que me decidió integrarme a vuestro club y contarles que integro el grupo de la promoción de Maestros del año 1956, de la escuela Normal Nacional de la ciudad de Bell Ville (yo ahora resido en Córdoba capital) y todos somos ochentosos y tenemos comunicación a diario x medio de WhatsApp…nuestra amistad perdura a través del tiempo y la distancia…👍🥰”
Compartí esta publicación en tus redes sociales
Últimas publicaciones
Puede Interesarte