|

CONGRESO MEDELLÍN

¡Hola queridos y queridas envejecientes! Aquí, desde la hermosa y húmeda ciudad de Medellín (Colombia) deseamos compartir algunas de las experiencias que junto al Club de la Porota estamos viviendo en el marco del Congreso Latinoamericano y del Caribe de la Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría al que han llamado: “EnvejeSer en América Latina y el Caribe”.

Infancia, traumas y vejeces: El Dr. Carlos Alfonso Reyes Ortíz, médico geriatra y familiar, es un profesor muy distinguido y reconocido en Colombia. Vive en Estados Unidos y dirige sendas investigaciones con estudiantes de universidades norteamericanas y colombianas. Tuvimos la fortuna de entrevistarlo en el marco de los resultados de una investigación que vino a presentar al congreso sobre traumas en las personas mayores.

“Los traumas psicológicos que las personas mayores tienen en la vejez están estrechamente vinculados a las vivencias y experiencias de la infancia. Muchas veces hay problemas de salud como depresión o caídas que los profesionales no vinculamos con la infancia y sus vivencias traumáticas, como abusos, problemas familiares, etc. Si bien estamos en fases exploratorias, lo cierto es que la prevención temprana es el mejor remedio. Tenemos que poder promover un manejo del trauma durante la adolescencia y adultez para que luego no se manifieste tan severamente en la vejez”, expresó el profesor quien asegura que nunca es tarde para pedir ayuda a profesionales de la salud expertos en estos temas. 

Economía Plateada: Participamos de un segmento de oradores y oradoras destinado a la temática de la Economía Plateada. Bajo el título “Diferencias que suman”, la dupla intergeneracional de Catalina Santana e Inma Aragón dejó bien en claro cuán importante y estratégico es pensar en espacios de emprendedurismo, trabajo, asesoramiento e intervención intergeneracional. Su charla duró 15 minutos y fue planteada como una charla TEDx en la que cada una intervenía a su debido y sincronizado momento. Oriundas de Bogotá, capital de Colombia, impulsan la comunidad 101ideas.co. Según sus propias palabras: “Desde el 2018 somos la empresa social abanderada del Orgullo De La Edad en Colombia (AgePride). Trabajamos día a día para revitalizar la vida adulta de las personas, acercando oportunidades laborales a adultos productivos”.

Bajo el nombre de “La segunda mitad, una oportunidad empresarial” el médico argentino Diego Bernardini puso en relieve la importancia de valorar los “intangibles” de las personas mayores. Para desarrollar su idea recuperó la historia del comandante Chesley Burnett «Sully» Sullenberger: “Año 2009, a bordo de un Airbus, despega del aeropuerto La Guardia en las afueras de New York. Las turbinas succionan una bandada de gansos y el avión entra en estado de emergencia. El comandante, en ese momento de 58 años, comunica el inconveniente a la torre de control y la torre de control le dice que regrese al aeropuerto. Sully decide desobedecer y aterrizar en el río Hudson”. La historia que sigue ustedes seguramente la conozcan, ya que se filmó una película con Tom Hanks sobre la gran maniobra del piloto. 

“Si el comandante hubiese seguido las instrucciones de la torre de control, probablemente se hubiesen matado todos, porque no llegaban a pegar la vuelta. Eso es desempeño general. Hay abundante evidencia, cada vez más clara, que las personas después de un determinado momento de nuestras vidas tomamos decisiones quizás un poquito más lentas. Inclusive nos distraemos. También hay evidencia de que a medida que pasan los años nuestras decisiones suelen ser más asertivas. Asimismo tenemos otro tipo de atributos: la mentalización cruzada, el team working, la capacidad de empatía, la fidelización, la transmisión de la cultura organizacional. La mayoría de las personas, a medida que envejecemos, comenzamos a priorizar y tomar lo que en ese momento consideramos la mejor decisión posible. La experiencia y el conocimiento acumulado. También conozco personas que dicen tengo 30 años de experiencia, hicieron uno y lo repitieron 29 veces (risas). Creo que todos conocemos esas personas. Pero en general no es lo que ocurre. La calma y la valoración. Delegar y confiar en el equipo son predominantes. Tenemos que hablar de la vigencia que tenemos independientemente de la edad”, aseguró Bernardini, quien además dejó bien en claro que lo que no tienen hoy las personas mayores son oportunidades. “Es lo que no nos da la sociedad, lo que no nos da la empresa, lo que no nos da, de alguna manera, el sector del que se trate. Y lo sabemos muy bien los profesores universitarios que nos jubilan en el mejor momento de nuestras vidas”, concluyó Bernardini. 

Ética del cuerpo, vestido y bienestar: Tenemos mucho más para compartir, pero como siempre sucede, el espacio disponible es el límite. A continuación vamos a hablar de las conclusiones de María Camila Pastás, egresada de la carrera de Diseño de Vestuario de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín e investigadora en economía y biomecánica del vestir. En su ponencia Camila hizo referencia a la importancia de adaptar a lo largo de la vida el vestuario. “La invitación es a tener en cuenta los cuerpos diversos, los cuerpos de las personas adultas mayores como un cuerpo inserto en una cultura con necesidades físicas, identitarias, mentales y emocionales para que todos estemos incluidos en ella. No tenemos en cuenta solo una perspectiva de moda, sino también una humana del vestir en las personas”. Escuchá la nota que le hicimos a Camila en las redes de @elclubdelaporota.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.