¿En qué momento nos convertimos en las marionetas del show?

¿En qué momento nos convertimos en las marionetas del show?

Compartí esta publicación en tus redes sociales

¿En qué momento nos convertimos en las marionetas del show?, ¿cuál es el punto de inflexión entre parecer “normales” o ser los viejos (as) copados, cool, graciosos, amorosos, tiernos, pervertidos, ridículos o dulces? 🙄
🧑‍🦳Envejecer es algo contradictorio para esta cultura que, por un lado, intenta detener el paso del tiempo y por el otro vivir más. Y en ese proceso, quienes envejecemos somos personas con historias, con recorridos plagados de sueños, anhelos, deseos, obstáculos; tragos amargos, dulces, agrios. Personas cuyos cuerpos cambian, cuyos anhelos se transforman. Sin embargo, esas transformaciones no son análogas, sino más bien diversas y anacrónicas.💃Mientras más deseo bailar salsa, porque:
🔸️ya perdí el miedo.
🔸️ ya sé que no hay tiempo que perder.
🔸️ ya no me importa si el cuerpo me da.
🔸️entendí que es mejor adaptarse que jamás haberlo intentado…

…👻aparece el fantasma de vestido rosa, 30, 40 años menor y me mira como si fuera la mujer barbuda, el hombre lobo o el fenómeno de dos cabezas. Es, en ese preciso instante, cuando comienzo a desconocer mis deseos para sucumbir ante el viejismo. Y me pregunto: ¿acaso soy tan valiente por querer bailar a mi edad?, ¿a donde está la valentía en hacer algo que disfruto desde pequeña?, ¿acaso mi condición de mujer vieja es suficiente para enajenarme de mis deseos y transformarme en un fenómeno circense? 😖
“Qué tierna”
“Qué dulce”
“Qué romántica”
“Mi vida…”
“Qué genia”
“Qué copada”
😒De repente soy todo eso sólo por hacer lo que me gusta, lo que elijo, lo que disfruto “a mi edad”.
👀La vergüenza de envejecer. La mirada de los otros cuán panópticos. No somos más que nosotros mismos intentando ignorar a las personas de vestidos rosas, conscientes de que nos miran sólo para criticar. 👆Funcionales a un juego que jamás acabará si no comprendemos que este también es nuestro tiempo, que esta también es nuestra época y que todos, todas, con algo de suerte, llegaremos a bailar salsa después de los 60.

💜Deseo que en un par de años ya no existan los vestidos rosas, se naturalice el “cha, cha, cha” sin edad y los pañuelos dejen de tapar los cuellos arrugados.

📽De la serieTHIS IS US (temporada 6)

Compartí esta publicación en tus redes sociales
Últimas publicaciones
Puede Interesarte