¿La virtualidad llegó para quedarse?

¿La virtualidad llegó para quedarse?

Compartí esta publicación en tus redes sociales

En esta ocasión presentamos una nota escrita por una gran amiga que conocimos en pandemia y gracias a la virtualidad: Agustina Manna. Ella es recreóloga especialista en personas mayores. En su nota interpela la llegada de la vida digital a nuestras vidas; pone en jaque los prejuicios sociales que disocian la edad con la adaptación a las TICs y brinda datos más que elocuentes. ¿La leemos juntos/as? Y para vos… ¿llegó para quedarse? 

Porota.

Inmenso fue el desafío que nos presentó el 2020 cuando en un cerrar de ojos, tuvimos que adaptar las actividades que veníamos realizando junto a las Personas Mayores para poder continuarlas por medio de la virtualidad. Para quienes llevamos adelante la coordinación de talleres, en tiempo récord aprendimos a usar plataformas como Zoom, editar videos, digitalizar juegos, administrar grupos de whatsapp y muchas cosas más.

¿Y para las Personas Mayores, cómo impactó este cambio en su vida cotidiana? Claramente no todas pudieron o quisieron adaptarse a las propuestas virtuales. Algunas por no contar con dispositivos tecnológicos que les fueran accesibles,

otras por creer que la virtualidad era pasajera; un tiempo breve y pasajero. Pero hubo otro gran porcentaje de mayores, que encontraron en esta situación una oportunidad para encarar nuevos aprendizajes. Representando así la tecnología la principal herramienta que les permitió sentirse cerca de otros/as más allá de la distancia física que la pandemia imponía. ¿Parece lejano contar esto a mediados del año 2022, no? 

Pero la realidad, es que para muchas personas el paso por esta experiencia de virtualidad representó un antes y un después en su modo de vincularse no sólo con la tecnología sino también con otras personas. En el marco de la propuesta lúdica que impulso: www.jugarnos.com.ar realizamos una encuesta en la que participaron mujeres entre 60 a 80 años residentes de la Provincia de Córdoba, la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, con el propósito de conocer cómo impactó el uso de la tecnología en los tiempos de pandemia. Más del 60% de las personas encuestadas comentó que se adaptó al uso de la misma sin recibir asistencia de otro familiar, lo cual contribuyó a desmitificar la mirada prejuiciosa que muchas veces circula sobre las personas mayores y el uso de

la tecnología.

Por otro lado, cuando consultamos sobre el impacto que tuvo en su vida diaria poder participar de talleres virtuales durante los tiempos de aislamiento, la gran mayoría manifestó que fue una “salvación”. Aquí algunos testimonios textuales:

  • “Me sentí acompañada, evitando pensamientos negativos”. 
  • “Me acompañó mucho y me brindó nuevas experiencias y conocimiento. 
  • “Fue una manera de no estar sola”. 
  • “Me cambió la vida, pasé a estar siempre entretenida y de
  • buen humor, me reí como nunca antes, dejé de sentirme sola, aprendí, mejoré la velocidad de pensamiento”. 
  • “Al principio me costó, luego lo agradecí. Actualmente lo extraño. En varios casos me resultaban más cómodos”.

A su vez, muchas personas expresaron que fue una oportunidad para conocer nuevas amistades fuera de su barrio y hasta en  su ciudad de residencia; y también destacaron lo beneficioso que les resultó económicamente, ya que contaron con mucha oferta y variedad de actividades gratuitas. Un dato de especial relevancia tiene que ver con los obtenidos tras indagar si a junio de 2022 siguen realizando alguna actividad virtual. Más del 80 % indicó que continúa participando de propuestas digitales. Algunas manifestaron con menos frecuencia que en plena pandemia, pero recalcaron que les sigue resultando cómodo, ya que evitan tener que viajar en transporte, o exponerse a las bajas temperatura; y para quienes tienen dificultades de movilidad, ha sido el gran descubrimiento para seguir en movimiento tanto físico como intelectual. 

Retomemos la pregunta inicial: la virtualidad, ¿llegó para quedarse? Claramente es algo que dejó huella y que para muchos/as llegó para quedarse. ¿Vos cómo te llevas con la tecnología? ¿Sumaste la virtualidad a tus actividades de la vida cotidiana?

Ojalá nos animemos a seguir aprendiendo a lo largo de toda

la vida, porque es algo que no tiene fecha de vencimiento y nos hace muy bien. Gracias por llegar hasta acá. Soy Agustina Manna. Recreóloga diplomada en “Atención Gerontológica Integral”. Promuevo la recreación y el bienestar a lo largo de toda la vida.

Agustina Manna

Impulsora de la propuesta  www.jugarnos.com.ar

Compartí esta publicación en tus redes sociales
Últimas publicaciones
Puede Interesarte