“This is Us” y el derecho a elegir, dialogar y preservar la autonomía

“This is Us” y el derecho a elegir, dialogar y preservar la autonomía

Compartí esta publicación en tus redes sociales

Rebecca Pearson es “la” protagonista de “This is us”, una serie de taquilla que se puede ver en algunas plataformas de streaming (Star y Flow). En el capítulo 7 (llamado “Tabú”) de la temporada 6 ella reúne a sus hijos para hablar sobre su enfermedad: el ALZHEIMER. 

A la par de su compañero Miguel, Rebecca le revela el plan que trazaron para que todos puedan sobrellevar la enfermedad de la mejor manera posible. Un verdadero acto de generosidad, responsabilidad y madurez. 

No es fácil hablar de ciertos temas. Sin embargo, queda claro que evitar ponerlos sobre la mesa no hará más llevadera la situación. Aprender a dialogar, corriendo de lugar nuestras expectativas, nuestros egos, es y será una de las habilidades más preciadas de las próximas décadas. Envejecer, vivir,  requiere de mucha valentía, de mucha sensibilidad y sobre todo de ser conscientes de la vulnerabilidad que nos atraviesa, que nos interpela y que nos invita a ser honestos con nosotros mismos y los demás. 

¿Cuántas veces les hemos negado a las personas mayores que nos rodean su derecho a ser respetados en sus decisiones, por más alocadas que nos parezcan, sólo porque consideramos (erróneamente) que “a su edad” ya no tienen plena conciencia o manejo de su autonomía? 

¿Cuántas veces apelamos a la típica frase “lo hago por su bien” sin tener en cuenta que negarle el derecho a apropiarse de sus decisiones es vulnerar su autonomía y transformarla en un objeto que depende de las decisiones de los demás? 

Rebecca se anticipó.

Rebecca ejerció su derecho a decidir sobre su vida. 

Rebecca fue generosa, liberó a sus hijos e hija del mandato de tener que cuidarla. ¡Sí! porque el cuidado también es un mandato social que de algún modo debemos interpelar. Todos necesitamos ser cuidados, sin dudas. Todos necesitamos de las redes sociales, humanas para construir una trama de cuidados. Sin embargo cabe preguntarnos, cuidar: ¿es una responsabilidad de la familia?, ¿y si no hay familia, y si no hay red? cuidar: ¿es una tarea sólo de las mujeres?. ¿Sabían que las principales cuidadoras de las personas mayores son las mujeres cónyuges, hijas mujeres y nueras? 

Rebecca ordenó a sus hijos, los puso en el lugar que cada uno necesitaba. Si tuvieron o tienen la suerte de poder ver el final de la serie, comprenderán que esa sinceridad, ese diálogo, ese momento fue imprescindible para poder acompañarla en sus últimos años de vida. Con red. En equipo. Sin desgastes, sin enojos, sin rencores y con mucho, mucho cuidado y amor.

Compartí esta publicación en tus redes sociales
Últimas publicaciones
Puede Interesarte