No hay edad para transformar la realidad
|

No hay edad para transformar la realidad

El libro “No hay edad para transformar la realidad” de Fundación Ashoka es una obra que contiene 20 cuentos escritos por jóvenes agentes de cambio de Argentina, Uruguay y Paraguay. La particularidad de estos cuentos es que los protagonistas son personas mayores. La publicación se enmarca en la mención “Ashoka-Esther Kolonsky” del Concurso de Cuento Digital Fundación Itaú.

Ashoka presenta en Córdoba el libro: “No hay edad para transformar la realidad”.
| |

Ashoka presenta en Córdoba el libro: “No hay edad para transformar la realidad”.

La organización llevará a cabo en la ciudad de Córdoba la presentación del libro que se enmarca en la mención “Ashoka-Esther Kolonsky” del Concurso de Cuento Digital Fundación Itaú. Este año, acompañó también la Fundación Navarro Viola y se sumó un módulo didáctico de Sol Rodríguez Maiztegui, del Club de la Porota, para profundizar en la temática de nuevas longevidades.

Derecho de la vejez

Derecho de la vejez

Lunes 03/10 a las 17:30hs. en el Canal de YouTube del Instituto «Ambrosio L. Gioja» de la Facultad de Derecho de la UBA La periodista y gerontóloga Sol Rodriguez Maiztegui hablará sobre cómo nació el Club de la Porota. (hay dos flyers en el grupo de editores de whatssap) ¡Sumate! Gracias @isolinadabove y @fundacionnavarroviola por…

Voluntariado y acompañamiento para personas mayores

Voluntariado y acompañamiento para personas mayores

Tengo la suerte de conocer al grupo de voluntarios de la obra “Madre Teresa” de la Fundación Manos Abiertas. Este equipo, desde hace 20 años, acompaña a personas (en especial, a personas mayores) en situación de soledad no deseada. “La soledad es muy linda, sentirse solo no” esboza Rodolfo, uno de los tantos beneficiarios de este servicio…

Y un día volví

Y un día volví

Claudia vivió en Capital Federal, hasta que sus padres decidieron mudarse a Córdoba. En sus líneas conocemos un poco más de su vida en esa época y el devenir pandémico. ¡Cuántas historias se cruzan y crecen! Por aquellos años, hace muchos ya, vivía en Capital Federal. Cuando mis padres tomaron la iniciativa de venir a…