Voluntariado y acompañamiento para personas mayores

Voluntariado y acompañamiento para personas mayores

Compartí esta publicación en tus redes sociales

Tengo la suerte de conocer al grupo de voluntarios de la obra “Madre Teresa” de la Fundación Manos Abiertas. Este equipo, desde hace 20 años, acompaña a personas (en especial, a personas mayores) en situación de soledad no deseada. “La soledad es muy linda, sentirse solo no” esboza Rodolfo, uno de los tantos beneficiarios de este servicio. Ya lo hemos hablado en reflexiones previas. El sentimiento de soledad no es inherente a la vejez. Sin embargo, ¿por qué muchas personas mayores se sienten solas? En un mundo que envejece urge preguntarnos ¿cuáles son esos espacios, lugares, que le otorgamos a las vejeces?, ¿cuáles son los roles con los que asociamos a las personas mayores y por qué la mayoría son estáticos o pasivos?. ¿Acaso la vida no nos ha enseñado lo suficiente como para poder seguir siendo protagonistas de nuestra propia historia también en la vejez? Es un tema para desovillar. Mientras, sigamos hablando del voluntariado del equipo Madre Teresa, quienes el año pasado ganaron el premio bienal de la Fundación Navarro Viola con la propuesta “Canas al viento, envejecer en movimiento”. La iniciativa busca reforzar el servicio, capacitar a los voluntarios, impulsar acciones concretas que fomenten el protagonismo de las personas mayores y difundir la obra que sostienen personas entre los 24 y 90 años.
Sobre cómo se desarrolla el servicio, Mariela Castellano, directora de “Madre Teresa” nos explicó: “El acompañamiento es en el domicilio de las personas, en las residencias donde viven y/o telefónico. Las voluntarias y voluntarios se dividen en duplas para realizar estas visitas y mensualmente tienen reuniones generales con el resto de las voluntarias/os de la obra para compartir experiencias y continuar capacitándose. Actualmente cincuenta personas voluntarias participan de la obra, pero como la demanda es grande, siempre estamos felices de incorporar a nuevos integrantes”.

Porota.

“Canas al viento, envejecer en movimiento” 

Compartí esta publicación en tus redes sociales
Últimas publicaciones
Puede Interesarte